9.3.14

Esas mujeres a las que no les gustan los hombres



The Women. George Cuckor. Ni un tío en toda la película.

Seguro que todos conocéis alguna. Y no, no me refiero a las lesbianas, me refiero a esas mujeres heteros a las que no les gustan los hombres aunque estén casadas con uno.
Yo conozco a unas cuantas, y no las entiendo, no me cabe en la cabeza cómo pueden apañárselas, porque a mi me encantan, me chiflan, me pierden, me encandilan, me entusiasman los hombres.

Este tipo de mujeres suelen trabajar codo con codo con otras mujeres, rollo departamento de administración y sólo se relacionan entre ellas. Toman café ellas solas, comen en corrillo y no tienen más contacto con sus congéneres masculinos de trabajo que cuando se cruzan por las escaleras. Hay una cena de empresa y se sientan todas juntas en una mesa sólo de chicas. Van al gimnasio pero hacen pilates o yoga en una clase donde sólo hay mujeres. Dejan a los niños en el cole y se van todas juntitas a tomar café al bar de la esquina. Quedan con más parejas a cenar y se sientan todas juntas a un lado de la mesa y sus maridos en la esquina opuesta y no tienen una conversación en común en toda la noche. Y en cualquiera de las situaciones descritas anteriormente, su tema es casi siempre el mismo: o lo agobiadas que están por sus hijos, que se portan fatal y ya no saben qué hacer con ellos, o lo hartas que están de sus maridos.

No se si es la pescadilla que se muerde la cola, pero como no tratan con tíos habitualmente y les viene justito soportar al que tienen cerca, cuando están con uno, lo tratan como si fuera un crío o gilipollas, o si es guapo, como si fuera un crío gilipollas, o si está muy bueno, le entran a saco tan descaradamente en grupo como si el colega fuera un cacho de carne de ternera gallega que el pobre se va asqueado y con un par de chupetones a medio hacer.

No las entiendo. Yo tengo muy buenas amigas mujeres, me encanta hablar de trapitos y maquillaje, y cuando me pongo romántica, me gusta bailar una lenta mirando a los ojos al dador de mis orgasmos como a la que más, pero me encantan los hombres. Me han gustado siempre, y no sólo para llevármelos a la cama.

Y ahora voy a generalizar a saco basándome en los hombres a los que he querido como amigos o como amantes. Mis hombres del alma son sencillos y sinceros. Sencillos, que no tontos. Para ellos el blanco es blanco, ni roto, ni hueso, ni marfil y cuando te dicen que no les pasa nada, te puedes ir tranquilamente al cine con tus amigas que no les pasa nada y no te espera una venganza del 12 durante las próximas 6 semanas. Saben de motos, de superhéroes, de música rock…Me encanta estar con ellos cuando están a sus anchas. Me río muchísimo y me da un subidón de autoestima cuando noto que conecto con ellos, que están agusto en mi presencia y me tratan como a uno más. Son fuertes, varoniles, valientes, te tratan como a una igual pero sabes que si las cosas se ponen feas se van a partir la cara por defenderte porque eres su colega, y puede que a una novia le pongan los cuernos, pero a un colega lo seguirán hasta el infierno, porque los tíos son así.

Yo no puedo vivir lejos de ellos. Me encanta trabajar con ellos, bromear con ellos, tomar cervezas con ellos, ver en acción sus espaldas descomunales cuando las tienen, y si no las tienen, ya les encontraré algo que me guste: hoyuelos en la sonrisa, sentido del humor, un cerebro brillante, andares de gato, mirada de malo de comic. Me entiendo bien con ellos, siempre lo he hecho. Raro es el tío que me conozca y no me soporte. Raro es el tío al que yo conozca y no me guste de un modo u otro. Bueno, sí, los  que creen que el dinero todo lo puede, los trepas engominados que sólo aspiran a tener poder y un coche caro. Esos ni saben de superhéroes ni toman cerveza en garitos con desconchones en las paredes. Esos no me interesan en absoluto.

25 comentarios:

  1. Yo tampoco lo entiendo, pero se da y ya no estoy para disqusiciones o para romperme el coco tratando de resolverlo. Es lo que hay.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, a más hombres tocamos aquellas que sí disfrutamos de su compañía :)

      Eliminar
  2. Sally, yo debo de ser muy afortunada pq no tengo a mujeres así en mi entorno.. las habrá, no te digo que no (en otras épocas las traté) pero ahora no las tengo cerca. Respecto a los hombres, hacía tiempo que una palabra tan simple no definía lo que quería yo de un hombre: LA SENCILLEZ, que como dices, nada tiene q ver con ser tonto .Y es como explicas, un hombre sencillo te dice q no pasa nada y no pasa nada y si te trata bien es pq le sale de forma simple, sin ninguna intención más allá. Muy muy pocos hombres he conocido así para mi mala suerte. Sin embargo, ahora tengo uno así a mi lado, con lo cual me siento afortunada.
    Un besote

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya somos dos!! Enhorabuena. Cuídémoslos tanto como ellos nos cuidan a nosotras, que Hombres así no abundan, je,je.

      Eliminar
  3. Pues ha de ser aburrido el planeta de las mujeres, porque si algo me agota son los temas repetitivos, sean de ropa o de hijos, modelos de cochecitos, y las distintas fases y etapas de los bebés.
    Será que a pesar de mis 36 sigo bebiendo cañas, y me interesan mil cosas que hacer y decir como para estar creando planetitas de mujeres resignadas... no por tener nada en contra de ellas, simplemente me interesan más compartir con todos y en especial con los que no están compitiendo por ser las princesas del lugar!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy de acuerdo. Es más, cualquier planetita exclusivo para socios ha de ser aburrido tarde o temprano. En la variedad está el gusto. Síii, de ese rollo de competir por ser la princesa del lugar tengo que escribir un día de estos...Gracias por la idea, Carmeloti. ¿Una cervecita, pues?

      Eliminar
  4. Yo como Rocío, tengo la suerte de no conocer ninguna de esas mujeres, y con los hombres,... ay, yo que sé.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, con los hombres vive el momento!! ja,ja,ja.

      Eliminar
  5. Seguro que por separado luego se despellejan unas a otras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En cuanto falta una, el resto se lanzan como buitres, créeme, lo he visto. Miedito dan...

      Eliminar
  6. Yo lamento decir que en el trabajo estoy rodeada :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso se arregla con unos cuantos iltalianos..XDD

      Eliminar
  7. Pues qué aburrimiento! he tenido siempre la suerte de trabajar con hombres, practico deporte con hombres y tengo bastantes amigos hombres... son más variados y más transparentes que las mujeres de largo. De amigas pocas, pero todas y cada una de ellas valen un imperio :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí señora! También dicen que las que tenemos facilidad de trato con el cromosoma Y es porque no sabemos tener amigas mujeres, y eso es faaaalso como un duro de Mortadelo. Yo también tengo unos pocos imperios de esos que dices y no los cambiaba por nada en el mundo.

      Eliminar
  8. Yo si he conocido a mujeres asi, y pienso que unos de los motivos es que como algunas están casadas con un calzonazos dan por hecho que todos los demás hombres son iguales y tienden a menospreciarlos y tratarlos como gilipollas, como trataran a su marido seguramente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero al final ha de ser recíproco, ¿no? Conozco unos cuantos casos de esos, tirana déspota y frígida casada con calzonazos al que trata y grita como si tuviera 3 años. Sólo le falta ponerlo cara a la pared cuando le lleva la contraria, y ahí sigue el tío, casado con ella desde hace más de 10 años. ¿Será que al moñasman le va el temita sado o que no sirve para otra cosa? ¿Sería un hombre diferente si hubiera caído con una mujer normal, o la habría convertido en lo que es porque él no sabe hacer nada por su cuenta y necesita una madre mandona en lugar de una compañera de viaje?
      Al final son tal para cual??

      Eliminar
    2. Pues yo te diría que a él le importa una p. m. ella. Que igual de sencillos que son para una cosa son para la otra. Que ella está pelándolo, quejándose, maquinando,... invirtiendo muchas horas en él a pesar de todo. Y él... pasa. ¿Que no?
      Ah, y totalmente de acuerdo con Pandora y Sally... amigas-imperio pocas y muy cerca :-)

      Eliminar
  9. Deberías estarles agradecida, menos competencia.

    Fíjate que lo de los hombres que saben de superheroes lo asociaba más con los nerds amantes de los juegos de la playstachion, no con los rockeros moteros tatuados fuertes y varoniles.

    A mí no me queda más remedio que relacionarme con otros superheroes, al fin y al cabo son compañeros de trabajo, pero a ver si me toca una quiniela y cuelgo las mallas, que son incomodísimas y me paso el día recolocándome el paquete, lo cual es poco glamuroso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te sorprendería lo amplio que es mi espectro, querido Superhéroe ;) Yo era una nerd en el insti y lo sigo siendo, pero ahora con tetas, ja,ja,ja. Y si me pones a un policía nacional motorizado que lleve tatuado el murciélago de batman en algún lugar secreto que me deje buscar sólo a mi...Ya es lo más!!!!

      No cuelgues las mallas pordiosss!! Hazte un reboot de esos que están tan de moda en vuestro universo y te diseñas un uniforme nuevo que no implique recolocamientos genitales y que acentúe tus músculos de acero.

      Eliminar
    2. Ayyy, ¿podemos hablar del traje de Iron Man, podemos, podemoooos? Ja, ja...

      Eliminar
    3. Podemos...Y debemos, querida.
      Que bien le sienta el paso del tiempo a Robert Downey Jr, ja,ja,ja

      Eliminar
  10. Pues sí, lo mejor es la variedad, no tiene sentido separarse en grupitos de hombres y grupitos de mujeres. Juntos nos lo pasamos mejor y aprendemos más.

    Respecto a lo que comentas de la sencillez, estoy de acuerdo. Y es una cosa que también valoro mucho en las chicas. ;)

    Otra cosa, esos dibujos que veo por aquí (por ejemplo el de la cabecera del blog o el del perfil de blogger), ¿los has hecho tú?. Porque ¡molan mucho!. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Tarambana!
      Sí y no. La cabecera sí es una autocaricatura, pero el dibujo del perfil es la gran Emily the Strange.
      Sí, digamos que mi otro yo se pasa bastantes horas al día con un lápiz en la mano.
      Bienvenida! Tómate una cervecita, si te apetece ;)

      Eliminar
  11. Muy interesante reflexión. Te propongo un tema para próximas entradas :) La creciente falta de feminidad de muchas mujeres de hoy en día (estaría bien leer un artículo al respecto escrito por una mujer). En un tema al que no paro de dar vueltas desde mi estancia en Berlin; Resulta que estuve tres días en esa ciudad, y solo vi mujeres con pijamas y pelo corto. Desde ese día me he ido fijando más... y cada día que pasa veo a más chicas por la calle con pantalones de pijama (de pijama feo añado... porque hay pijamas muy sexys), cortes de pelo de niño, y zapatillas XXL. ¿Donde quedaron los tacones? ¿Y los vestidos entallados? ¿Y las mujeres luciendo curvas?... y añado... ¿Qué hemos hecho los hombres del mundo para merecer esto? ¿Tan malos somos? Por favor, Universo... llévate a los hipsters, y devuélvenos a las mujeres femeninas que llevan tacones, se maquillan, o marcan curvas jaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me matan!
      Sí, es una epidemia creciente que merece una reflexión de esas sesudas, concienzudas y estúpidas como las mías, XDD. Tomo nota.
      Gracias por la idea ;)

      Eliminar