31.3.14

10 pequeñas cosas que me derriten



Que se despidan con un guiño.
Mira que es sencilla la cosa, pero que un tío pase por mi lado y en lugar de decirme adiós, me guiñe un ojo con gracia, me sigue sonrojando como a una quinceañera. Aunque sea feo. Si guiña el ojo con gracia, me derrite.

Intuir el principio o el final de un tatuaje que asoma de pronto bajo una prenda de ropa. Esto me lo pegó el canalla de George Clooney en Abierto hasta el amanecer con eso que le asomaba por el cuello de la camiseta. Desde entonces, cuando un movimiento no premeditado del sujeto deja a la vista unas líneas hasta el momento desconocidas, me derrito y paso a imaginar inmediatamente cuántos más tendrá y dónde.

Unos Levi’s 501 desgastados. Esos que fueron oscuros cuando los esternó y que ahora están desgastados no donde el diseñador diga, sino donde su dueño los ha pulido a lo largo de los años con sus idas y venidas. Esos que ya han cogido la forma de tu culo perfecto y te quedan como un guante, Hombretón!

Ese es el gesto. Lo inventó Él.
Un motorista parado en un semáforo que se lleva la mano del embrague al muslo. Como encima lleve una motaza de las que me ponen tonta, la que desembraga es una servidora. Y él ahí, con el casco puesto y la mirada al frente, sin enterarse de na.

Otra de motos. Ver a un tío chafardeando con la suya, metido en harina, llave en mano, sudado (sólo un poco, tampoco nos pasemos) y sucio de grasa (lo justo para arrancarle la ropa y llevarlo a la ducha) maldiciendo en arameo porque la bujía se ha jodido otra vez. Y volviendo al punto anterior, como encima sea una Triumph o una Harley de las viejas, dame palomitas que ya tengo sesión de tarde

El gesto de sacarse la camiseta agarrándola desde
la parte trasera del cuello. Nosotras nos la quitamos desde abajo. Cruzamos los brazos hasta la cadera opuesta y la elevamos volviéndola del revés. Ellos levantan los brazacos, la cogen del cuello y estiran hacia arriba y van apareciendo los abdominales de dos en dos despaciiiito. Así se ahorran por un lado el volverla del derecho, y por otro, los preliminares conmigo.

Raylan, me pones mucho, quelosepas.
Este es muy garrulo, lo reconozco, pero si eres de la zona y sabes llevarlo, es lo más. Me derriten los tíos con sombrero stetson (el vaquero de toda la vida, vamos) Para gustos los colores, y a mi me derrite el gesto de tocarse el ala del sobrero para saludar a una señora….antes de enseñarle la placa de Marshal y llevársela esposada. Ay, Raylan Givens, cuanto has hecho por mejorar más de una noche de soledad de esta que suscribe…

Beber cerveza directamente del botellín cogiéndola por el cuello. Las jarras son para alemanes rechonchos. Los hombres beben de la botella. La cerveza, el bourbon y la leche. He dicho.

Las botas Panama Jack. Oscuras, altas y un poco gastadas. Las lleva un tío que se mueve, que se ensucia, que no suele andar por mármoles y alfombras.

Los tíos que hablan poco. Así, tal cual. Me derriten los silenciosos que en lugar de decirte que bonitos ojos tienes, te besan.

26 comentarios:

  1. Solo cumplo la última y la antepenúltima.
    Lo de la camiseta también pero me hago un lio cuando no veo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bieeen, bieeeen. No hace falta que el mismo tío las cumpla todas, ¿Qué queréis, que me dé un infarto? XDD

      Eliminar
  2. Me he imaginado todas y ayyyy!!! Aunque no soy del sombrero, pero vamos, que hay unos que tienen arte hasta pa eso!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Eso mismo me ha pasado a mí! Jajaja. Menos lo del tío trabajando en la moto.

      Yo añadiría cuando se les intuye un poco de vello por la abertura de la camisa, un poco, no una madeja de lana. Y un músico tocando su instrumento, cualquiera, esas manos... Uf! :)

      Eliminar
    2. Ay que me pongo mala jajajajaja por eso digo que eso detalles pequeños (enseña un poquito aqui, otro poquito alla) hacen más que cualquier cosa!!

      Eliminar
    3. Y lo mismo se puede aplicar a nosotras. Apuesto a que a los tíos qu emerecen la pena les pone más que se vea de refilón y por sorpresa el principio del sujetador que la que va enseñando tanga sí o sí.
      Bueno, o igual no, que son tíos...

      Dorotea, si vieras a mi mecánico aspirante a bombero en su taller de Harleys secándose de grasa las manos mientras anda hacia ti para enseñarte los nuevos espejos que le ha puesto a tu máquina...Apuesto a que cambiabas de opinión, ja,ja,ja.

      Eliminar
    4. Probablemente, Mustang, depende de cómo tenga las manos :D

      Eliminar
  3. Me quedo con el gesto de la camiseta y el guiño.
    Y sumo cuando se le baja un poco el pantalón y se le ve esos músculos sobre las caderas que no sé cómo se llaman que los tiene también el Ken de la Barbie. Mmmmm...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay, ay, ay Rita!!! Imperdonable olvido el mío!! Ja,ja,ja. Si mi memoria de anatomía artística no me falla, es la parte inferior del músculo oblicuo mayor esa que dices. Y sí, se merece un Mmmmm...

      Eliminar
  4. Jolín. Me he puesto mala leyendo esto. Que te guste alguien es dejarte seducir por cosas así y mola muchísimo. Ojalá se pudiera vivir siempre así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, mola muchísimo. Yo sé de uno que se ha leído el post y se ha partido de la risa porque se veía en casi todos los puntos...Ja,ja,ja

      Eliminar
    2. Qué dices. Preséntamelo, anda.

      Eliminar
  5. ¡¡¡¡¡Hummmm!!!!. Si sustituyes donde pone moto que ponga bici, seguramente podría afirmar que soy tu hombre (si renuncias a esos esculpidos abdominales también, ja, jja) ..... pero como mi habitualmente agudo sentido de la realidad a mis años a veces falla ... vamos a dejarlo aquí; que no se entere nadie y que no llegue la sangre al rio ... ni a Sebastopol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo siento, querido Euclides, pero sin moto no compro, XDDD
      Aunque estaba segura de que un fiel visitador de estos textos como tú los cumpliría casi todos ; )

      Eliminar
  6. totalmente de acuerdo con dos puntos. La de los tatuajes, cuando yo veo uno asomarse, creo que incluso se me abren los ojos como platos y segun cómo sea el tatu le da un toque mucho más atractivo al chico.

    lo de las motos... yo en cuanto las oigo voy buscando a ver por dónde van... ese momento esperando ante el semáforo rojo, todos concentrados y empezando a acelerar.... grrr Si supieran cómo esta esa chica que les mira.... alguna vez que me han mirado yo miro pa otro lado "mierda! me ha pillado..." Así como a algunas les pone los chicos de uniforme (policías, bomberos, guardia civiles, etc...) A mi estos. Con su mono, su moto deportiva entre piernas y manos y por supuesto casco.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nooo, no mires para otro lado, Nube!!! Si entonces es cuando viene lo divertido!!, ja,ja,ja. Si te pilla le sostienes la mirada y le sonríes, y ya verás como te vacila al ponerse en verde el semáforo. Algunos hasta se aturullan y todo.
      Chica, a mi me ponen todos. Los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, los moteros, los vikingos, los morenazos, los cowboys, los deportistas...Estoy fatal de lo mío, ja,ja,ja

      Eliminar
    2. Jajaja vale vale... no lo habia pensado, tomo nota y para la proxima lo pondre en practica a ver... salgo ya de casa!!

      Eliminar
  7. jeje! si es que la Triumph de Steve Mcqueen me pone hasta a mi!!!

    llevo años con la idea de transformar mi BMW, hacerla mas racer café y pintarla de verde mate militar... pero siempre lo voy dejando para otro día.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú si que sabes decirle cosas bonitas a las chicas...Bueno, a esta en particular, ja,ja,ja.
      Pues nada, cuando la transformes, cambia tu foto de perfil por la de la moto ;)

      Eliminar
  8. Buenas, es la primera vez que comento a un blog de estos, pero es que necesitaría un poco de ayuda.
    A ver chicas, a vosotros os gusta que insistan? Es decir, si después de decirle de quedar os dice que podemos quedar un día pero no nos dice nada, tenemos que ir insistiendo o dejarlo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una vez más y yasta, diría yo. Puede que no haya concretado a la primera por no parecer desesperada, pero si te da largas una segunda vez...Volver a insistir es de pagafantas. Hoy en día, nosotras estamos igual de salidas que vosotros. Si una tía quiere quedar contigo aunque sólo sea porque le caes bien y quiere "echar la tarde", te lo dice ella sin pensárselo dos veces.
      Y si no, a por otra, ella se lo pierde ;)
      Benvingut Joan Agustí! Una birreta? :))

      Eliminar
  9. Jo, Mustang, un poco de nivel, que beber la cerveza del botellín está genial, pero la leche y el whisky ya es pasarse. En cuanto a las jarras y los alemanes, vente para acá, moza, te llevo de birras por Saarbrücken y luego me cuentas cómo de orondos y poco follables están los dioses nórdicos que pululan en Merkelandia, que vas a flipar. Til Schweiger bebe cerveza de jarra fijo.

    Y por cierto: http://nuevatorredebabel.blogspot.com.es/2014/04/del-liebster-award.html Sin compromiso, tú escribes sobre muchos temas y ya sé que te dieron uno hace bastante tiempo. Pero no sigo tantos blogs y el tuyo me encanta. Así que si te aburres y te apetece, ahí lo tienes ;). ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  10. Ayyy Sallyyy!! q malita m has puesto cn el guiño y el momento m kito la camiseta y te enseño mis oblicuos!! xq es q encima a casi todos se les marcan, aq no sean musculitos a tope!

    ResponderEliminar
  11. ya está casi lista!!!

    https://lh3.googleusercontent.com/-M7kYM9mXjtw/VDOX4J8vVLI/AAAAAAAAAWk/H0NAUJ8tVzo/w958-h641-no/PSX_20141005_213845.jpg

    ResponderEliminar